Cesta

Pasteles de Belem con Thermomix®

Por Bea Corazón de Caramelo | 13.11.2018 | Postres y dulces
 Thermomix® Thermomix® por el mundo recetas pasteles de belem con Thermomix® 1

Desde que estuvimos en Lisboa por primera vez hace ya dos años estuve con la idea firme de reproducir lo más fielmente posible la receta de los clásicos pastelitos portugueses, los pasteles de Belem. Si no los has probado nunca te diré que se trata de un delicioso bocadito hecho a base de hojaldre y una aromática crema muy parecida a la crema pastelera, aunque realmente no se trata de la misma preparación. De hecho se dice que la receta de los auténticos pastelitos de Belem es secreta y solo dos pasteleros conocen su fórmula. Aún así no cesamos en tratar de acercarnos a tan tradicional dulce y con esta receta creo que no estamos muy lejos porque lo que sí puedo aseguraros es que están realmente buenos.

 Thermomix® Thermomix® por el mundo recetas pasteles de belem con Thermomix® 2
10 m
Tiempo de preparación
40 m
Tiempo de espera
50 m
Tiempo total
8
Raciones

Ingredientes

  • 1
    plancha de hojaldre
  • 400 gr. de leche entera
  • 200 gr. de nata
  • 130 g
    de azúcar
  • 6
    yemas
  • 50 g
    de maizena
  • 1
    vaina de vainilla
  • una cucharadita
    de canela

Cómo hacer pasteles de Belem

  1. Ponemos en el vaso el azúcar y programamos 1 min/vel 10.
  2. Añadimos el resto de ingredientes excepto la vainilla y la canela y programamos 15 seg/vel 3.
  3. Agregamos ahora la vainilla y la canela y programamos 10 min/temp. Varoma/vel 3 con giro inverso activado.. Retiramos la canela y la vaina de vainilla y vertemos la crema resultante en un bol y lo taparemos con film en contacto con la crema para evitar que se forme costra.
  4. Cortamos círculos de la masa de hojaldre con un vaso o con un aro de emplatar y los vamos colocando en la base de los moldes para magdalenas. Pinchamos la base con un tenedor y añadimos la crema que teníamos reservada.
  5. Precalentamos el horno a 200ºC. e introducimos los pastelitos durante 20-25 minutos o hasta que observes que están bien dorados por la superficie. Dejar templar y consumir.