Cesta de la compra

Merengue italiano con Thermomix®

Por Bea Corazón de Caramelo | 23.10.2017 | Recetas cocina
 Thermomix® trucos de cocina recetas merengue italiano con Thermomix® 1

Hoy os traigo una receta básica en el mundo de la repostería, el merengue italiano. A mí particularmente es el que más me gusta de los tres merengues más utilizados, el francés, el suizo y el italiano. Se trata de un merengue increíblemente estable por lo que se utiliza en infinidad de postres y preparaciones, como rellenos o coberturas de tarta, mousses, merengues secos cocidos al horno etc... Además su elaboración no entraña dificultad alguna y en pocos minutos podemos tener un rico merengue listo para utilizar en cualquier postre.

Lo que diferencia un merengue de otro es básicamente la forma de prepararlo ya que los tres parten de los mismos ingredientes, claras de huevo y azúcar. El merengue francés, el más común y rápido de elaborar se obtiene simplemente batiendo las claras a punto de nieve junto con el azúcar. El merengue suizo se elabora a partir de las claras y el azúcar calentadas al baño maría y montadas posteriormente hasta alcanzar la temperatura ambiente y por último el merengue que os quiero mostrar hoy, el merengue italiano, se prepara añadiendo un almíbar a las claras montadas a punto de nieve.

 Thermomix® trucos de cocina recetas merengue italiano con Thermomix® 2
5 m
Tiempo de preparación
15 m
Tiempo de cocinado
20 m
Tiempo total
500
Raciones

Ingredientes

  • 100 ml
    de agua
  • 300 g
    de azúcar para hacer un almíbar con el agua
  • 110 g
    de claras de huevo

Preparación merengue italiano

  1. Colocamos la mariposa en la cuchilla y añadimos las claras a temperatura ambiente. Programamos 20 min/vel 3 1/2.
  2. Mientras se montan las claras vamos a preparar el almíbar poniendo el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio. Cuando alcance el punto de bola o los 120ºC. verteremos poco a poco el almíbar por el bocal sin parar el Thermomix®.
  3. Dejamos que el finalice el tiempo programado con el fin de obtener un merengue firme que estará listo para que lo utilicemos en cualquier preparación.

Algunas aclaraciones

Para comprobar si hemos alcanzado el punto de bola del almíbar podemos echar una gotita de almíbar en un vaso de agua fría y si se forma una pequeña bola, habremos conseguido el almíbar que estamos buscando para nuestro merengue.