Ponte en modo verano con los productos más deseados de Thermomix® Descúbrelos
Mis agentes
Cesta

Tarta Tatin con Thermomix®

Por Bea Corazón de Caramelo | 30.08.2018 | Panes y repostería
 Thermomix® Thermomix® por el mundo recetas tarta tatin con Thermomix® 1

La tarta Tatin es un clásico de la repostería francesa muy apreciada y consumida casi en cualquier rincón del mundo. Es además una tarta que no tiene ninguna complicación a la hora de prepararla y además necesitaremos ingredientes que es habitual encontrar en nuestra despensa. Lo único será comprar unas buenas manzanas, de la variedad que más te guste a ti y ponernos manos a la obra para sorprender con esta maravilla a tus familiares o invitados.

 Thermomix® Thermomix® por el mundo recetas tarta tatin con Thermomix® 2
20 m
Tiempo de preparación
105 m
Tiempo de espera
125 m
Tiempo total
8
Raciones

Ingredientes

  • 250 g
    harina
  • 125 g
    mantequilla
  • 1
    huevo
  • 80 g
    azúcar
  • 3 g
    sal
  • 9
    o 10 manzanas Golden, dependerá del tamaño que tengan
  • 80 g
    mantequilla
  • 150 g
    azúcar
  • 1 cucharadita
    de extracto de vainilla

Cómo hacer tarta tatin

  1. Comenzamos preparando la masa quebrada y para ello añadiremos en el vaso todos los ingredientes destinados a hacer la masa quebrada  y programamos 15 segundos/vel 6.
  2. Ponemos la masa sobre la encimera y formamos una bola con ella. Envolvemos en un film transparente y dejamos reposar 30 minutos en el frigorífico.
  3. Continuaremos preparando el caramelo del relleno y para ello ponemos en una cacerola todo el azúcar y lo llevamos a fuego medio hasta que observemos que el azúcar ha caramelizado y adquirido un bonito tono dorado. En ese momento añadiremos la mantequilla fuera del fuego y removemos bien con el objeto de que se emulsione la mantequilla con el caramelo.
  4. Vertemos el caramelo dentro del molde que vayamos a utilizar para cocer nuestras manzanas y mientras vamos a preparar las manzanas. Precalentamos el horno a 160º C. y lavamos bien las manzanas. Les quitamos el corazón con un descorazonador y las pelamos. Cortamos las manzanas por la mitad y las vamos colocando en el molde sobre el caramelo lo más apretadas posible ya que durante la cocción perderán parte de su jugo y por lo tanto perderán también parte de su volumen y lo que no queremos es que en el momento de servir la tarta nuestras manzanas queden muy holgadas ya que se nos desmoronaría la tarta entera. Introducimos las manzanas en el horno durante aproximadamente 1 hora. Si las manzanas son muy grandes, déjalas más tiempo. Deberás ir pinchándolas de vez en cuando para comprobar que están tiernas y no ofrecen resistencias cuando les clavas el palito o brocheta.
  5. Cuando haya finalizado la cocción de las manzanas las sacaremos del horno y con ayuda de una cuchara retiraremos casi todo el jugo que hayan soltado las manzanas, que observarás que se ha mezclado con el caramelo. No tires esta salsa ya que más tarde la reduciremos un poco y glasearemos nuestra tarta en el momento de servirla.
  6. Dejamos que las manzanas se entibien y mientras tanto estiraremos la masa quebrada que teníamos reservada en la nevera. Cortaremos un círculo de unos 2 cm mayor que la circunferencia de nuestro molde y lo colocaremos directamente sobre las manzanas. Ahora iremos metiendo el borde de la masa hacia dentro del molde, justamente entre la pared del molde y las manzanas para que cuando demos la vuelta a la tarta, sea la masa la que sostenga las manzanas.
  7. Precalentamos el horno a 180ºC. e introduciremos nuestra tarta durante aproximadamente 45 minutos, o hasta que observes que toda la superficie se ha dorado. Sacamos la tarta del horno y la dejamos reposar durante 10 minutos. Pasamos un cuchillo o espátula por todos los bordes para despegar la masa y procederemos a darle la vuelta directamente sobre el plato donde vayamos a servir la tarta.
  8. Mientras se enfría la tarta vamos a poner el caramelo que teníamos reservado a calentar en un cazo pequeño hasta que reduzca un poco y coja la consistencia de un sirope. Lo verteremos sobre la tarta justo en el momento de servirla. Sírvela aún tibia y acompañada de helado de vainilla.