Ponte en modo verano con los productos más deseados de Thermomix® Descúbrelos
Mis agentes
Cesta

Bizcocho básico de limón con Thermomix®

Por Bea Corazón de Caramelo | 16.07.2018 | Postres y dulces
 Thermomix® trucos de cocina recetas bizcocho basico de limon con Thermomix® 1

Ahora que empiezan las vacaciones y al contrario de mucha gente que prefiere no encender el horno en los días de tanto calor, yo aprovecharé el tiempo libre para hornear bizcochos, magdalenas y panes para después congelarlos y disponer de esta manera de bollería casera siempre que quiera disfrutar de ella. Me encanta sobretodo levantarme por la mañana y degustar junto al café un trozo de bizcocho como el que os muestro hoy, sencillísimo y con ingredientes que seguro tenéis en vuestra despensa sin necesidad de tener que salir a comprar algún ingrediente para hacerlo.

 Thermomix® trucos de cocina recetas bizcocho basico de limon con Thermomix® 2
10 m
Tiempo de preparación
40 m
Tiempo de cocinado
50 m
Tiempo total
6
Raciones

Ingredientes

  • la piel de un limón
  • 250 g
    de harina
  • 15 g
    de levadura química
  • ¼ cucharadita
    de sal
  • 150 g
    de azúcar
  • 3
    huevos
  • 120 g
    de aceite de oliva suave o aceite de girasol
  • 130 g
    de leche

Preparación bizcocho básico de limón

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. y engrasamos un molde alargado o redondo con un poco de mantequilla pomada que esparciremos bien con ayuda de un pincel.
  2. Lavamos el limón y retiramos únicamente la parte amarilla de la piel. La introducimos en el vaso junto con el azúcar y programamos 30 seg/vel progresiva 5-10. Añadimos los huevos, la leche y el aceite y programamos 30 seg/vel 7.
  3. Añadimos ahora los ingredientes secos, es decir la harina, la levadura y la sal y programamos 6 seg/vel 4. Vertemos la mezcla sobre el molde que teníamos reservado y lo introducimos en el horno durante 40 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar en el centro con un palito o brocheta, éste salga completamente limpio. Sacamos el bizcocho del horno y dejamos que se enfríe completamente sobre una rejilla antes de consumirlo.

Puedes sustituir la piel de limón por piel de naranja o por extracto de vainilla.

Congela lo que te sobre envuelto en film transparente y no tendrás más que sacarlo del congelador una hora antes de ir a consumirlo con el fin de que se descongele.