Cesta de la compra

Limpiar las ventanas fácil y rápido con Kobold

Hay tareas del hogar que siempre posponemos por engorrosas y complicadas. La limpieza de nuestras ventanas es sin duda una de ellas. Pero también es una de las que más sensación de limpieza y bienestar proporcionan. Qué gusto da mirar por una ventana brillante o mirar en un espejo sin manchas de agua o jabón.

Para limpiarlas de forma tradicional necesitas:

- Un trapo húmedo que deberás ir aclarando, un trapo seco y pulverizar producto en cantidad en cada ventana.

- Dedicarle mucho tiempo.

- Dejarte dolorido el brazo y espalda por las posturas a veces complicadas para llegar a todos los rincones.

- La dificultad añadida de que realmente queden bien limpios y brillantes a plena luz del día.

- Y encima de todo el poco tiempo que duran limpios.

No es de extrañar que nunca apetezca limpiarlos…

Deja de mirar la previsión del tiempo por si va a llover y así tener una disculpa para dejarlas para más adelante, y prueba nuestro limpiacristales Kobold VG100. Te aseguro que en tu casa todos se pedirán ser el experto en limpiarlos. De hecho te lo proponemos como regalo del Día del Padre ;-) un pequeño electrodoméstico que se convertirá en una gran ayuda y te permitirá conseguir un hogar más colaborativo.

Pesa menos de 1kg, es muy sencillo de usar y los cristales quedan bien a la primera pasada y por más tiempo.
Es una ayuda inestimable en casa no solo por el milagro de hacer atractiva esta tarea sino porque hasta tus hijos pequeños pueden ayudarte. Y lo mejor querrán hacerlo y puede que se convierta en su favorita!

No solo pienses en las ventanas, sino también en los espejos, mamparas, mesas de cristal… que quedarán impecables en segundos. 

VG100; Cuando te llegue a casa recibirás:

1 limpiacristales Kobold VG100 
1 bandeja base Kobold VG100
2 paños limpiadores de microfibra Kobold MF100 
1 limpiacristales concentrado Kobold GC100
1 cargador Kobold VG100

 

Y si quieres también el accesorio de palo telescópico, la extensión Kobold VG100 que te ayuda a llegar a las zonas más altas sin tener que subirte a una escalera.

Lo primero que tendrás que hacer es enchufarlo con el cargador de batería hasta que el indicador de luces LED este completo.

Rellena el mini depósito de agua que solo necesita 80ml y añadir de 3 a 5 ml de limpiacristales concentrado Kobold GC100, coloca el paño que va pegado con  unos velcros y prepárate a disfrutar de limpiar tus cristales en tan solo unos minutos. Con la autonomía de una carga puedes limpiar una superficie de aproximadamente 20 metros. Comprobarás qué de una pasada limpia, seca, abrillanta y además crea una película protectora que hace que duren limpios más tiempo.

Pruébalo, ponte música y piensa en lo que vas a hacer con todo el tiempo que te va a sobrar. Prepárate para escuchar una frase que nunca imaginaste: “¡Mola limpiar cristales”!

Todos necesitamos sentir que podemos aportar nuestra ayuda y este es un sistema que permite darles autonomía y fomentar su responsabilidad sin corregirles continuamente y con un resultado espectacular, que le animará a implementarla como una tarea habitual propia.

Si quieres saber más, siempre peudes solicitar una demostración